miércoles

De tí y de mi




Si tú eres la montaña,
yo soy la flor, el aire, la llanura,
la fuente limpia y pura,
el río que te baña,
la hondonada,
la cubre y el paisaje;
el zafiro del cielo y la nube de encaje.
Todo y nada.

Tú eres lo duradero,
lo que persiste y queda, la verdad de las cosas.
Yo soy como las rosas.
Doy mi perfume y muero.
Tú eres el titán
que a fuerza de constancia perforaste las rocas.
Yo soy una de esas vírgenes locas
que nunca saben donde van.

Inconstante y alada,
tan pronto rozo estrellas como me mancha el lodo.
Lo quiero siempre todo,
y nunca tengo nada.
Sí; tú eres el más fuerte
y el más bueno quizás.
Tú sabes dónde vas.
Yo sólo voy donde quiere la suerte.

Nos encontramos un extraño día.
Tú el hierro; y la luz.
y nos unimos en una misma cruz
de poesía.

Si tú eres la montaña
que aguarda sin temor el vendaval,
yo soy la fuente de cristal
que florece en su extraña.

Y no puedes conmigo,
valeroso y profundo monte del Himalaya.
Para no sucumbir, necesitas que vaya
a sembrar en ti mi trigo.

Poema en la voz de
Blue

3 dejaron su huella:

Jesús dijo...

Me ha encantado tu blog Blue...
me priva y me pierde la poesía... La buena poesía...

MAR dijo...

Muy lindo!!!!!!!!!!
Besos para ti, con mucho cariño.
mar

Mayte_DALIANEGRA dijo...

A mí también me ha gustado tu poema, Blue, estoy de acuerdo con mi novio Jesús, el cual te ha dejado un comentario más arriba y me ha hablado de tu blog, en que eres una muy buena poetísa. Un beso y me agrego para seguirte.